5 puntos sobre el significado de ‘salir del clóset’

Muchas personas llegan a pensar que salir del clóset es anunciar día a día en redes sociales que eres gay, que eres lesbiana o que eres una persona trans; creen que salir del clóset es tener una pareja y subir fotos juntos besándose, alguna vez me dijeron ahora que estás fuera del Clóset ¿piensas vestirte de mujer?, ¿ahora ya no eres Chochi eres «la Chochi»?

Hay personas que creen que salir del clóset es renunciar a tu familia, es ir en contra de la religión o ir en contra de la sociedad.

Usa tus teclas ← → (flecha) para navegar

Muchas personas llegan a pensar que salir del clóset es anunciar día a día en redes sociales que eres gay, que eres lesbiana o que eres una persona trans; creen que salir del clóset es tener una pareja y subir fotos juntos besándose, alguna vez me dijeron ahora que estás fuera del Clóset ¿piensas vestirte de mujer?, ¿ahora ya no eres Chochi eres «la Chochi»?

Hay personas que creen que salir del clóset es renunciar a tu familia, es ir en contra de la religión o ir en contra de la sociedad.

El concepto salir del clóset cada vez es más común y más utilizado, pero ¿realmente comprendemos de qué se trata?

Yo particularmente te quiero explicar en 5 puntos que significa salir del clóset, quizás alguno llegue a estar o no de acuerdo conmigo, pero espero que esto ayude a comprender un punto de vista más humano sobre esta acción.

Salir del clóset es:

1.- Aceptarte tal cual eres;

Ya lo dice Ru Paul, «Si no puedes amarte ¿cómo puedes amar a alguien más?»

Salir del clóset es aceptarte por completo, aceptar tus gustos, tus preferencias, tus miedos, tus fantasías, tu ser, es explorar lo que te gusta y lo que no te gusta, es hacer un viaje contigo mismo y conocerte, entenderte y por sobre todo quererte.

2.- Quitarte los miedos sobre el qué dirán;

Salir del clóset también contempla quitarnos los prejuicios de la cabeza, dejar de pensar en lo que pensaran nuestros vecinos, el que dirá mi jefe, el que dirá mi familia, este miedo nos detiene y muchas veces ese miedo nos paraliza evita que vivamos, nos limita, eliminar el qué dirán de nosotros nos ayuda a vivir mejor, nos ayuda a eliminar esas barreras que nosotros mismos nos ponemos.

3.- Darte una oportunidad para ser feliz

Mientras estamos en el clóset vemos la vida de color gris, vemos a otras personas sonreír y nos preguntamos ¿porque yo no hago lo mismo?, salir del clóset nos da la oportunidad de ser nosotros mismos y eso nos trae felicidad, nos da la opción de ser nuestra mejor versión, sin nada que nos ate podemos emprender la búsqueda de nuestra felicidad, la cual no siempre está en una persona, puede estar en las experiencias que vivimos y dentro del clóset limitamos estas experiencias.

4.- Dejar de mentirle al mundo

Alguna vez tuve que llevar una “novia” a casa para presentar a mis padres, sí, así fue, estoy seguro de no haber sido el único en llegar a hacerlo, esa mentira por dentro me hacía daño, mentirle a mis padres, a mis amigos, fingir que todo estaba bien conmigo cuando en realidad no lo estaba, dejar de mentir es lo más lindo de salir del clóset, porque no hay algo más apreciado por los humanos que la sinceridad, no hay detalle más grande que ser franco con otros, sobre todo cuando se trata de uno mismo, que lindo es ser real, ser tú y no lo que esperan los demás.

5.- Ser valiente por aquellos que aún no pueden serlo

Algo que tomo personal es que salir del clóset es ser valiente por aquellos que aún no pueden serlo, es encarar esto por ellos, es enfrentar al mundo, es poner el pecho a la causa, es tomar la bandera y decir aquí estamos, existimos, no somos enfermos, no somos un error ¡NO ESTAMOS ROTOS!

Aquellos que aún no tienen la confianza para poder hacerlo tienen que encontrar en nosotros consuelo, apoyo, amor y paciencia.

Aquellos que aún no pueden salir del clóset esperan que nosotros que estamos fuera hagamos que sea algún día más fácil para ellos.

¿Saben algo? algún día así será. En un futuro no tendremos que escribir estas notas para apoyarlos a salir del clóset porque no habrá clóset, porque no habrá puertas que derribar, no tendremos miedo, solo tendremos amor, aceptación, igualdad y equidad.

 

Que el clóset nunca sea una excusa, recuerda que en la oscuridad es donde nos damos cuenta lo mucho que podemos brillar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *