7 frases de romance LGBT de ‘El Principito’

Lo esencial es invisible a los ojos.
-El Principito-

La pluma de Antoine de Saint-Exupéry creó en 1943 una historia dedicada al niño que todas las personas grandes -como León Werth- llevamos dentro: El Principito.

Para algunos puede llegar a ser desde una novela motivacional hasta filosófica. Personalmente: una novela de amor.

Fue la primera que leí de pequeño y la que en muchos sentidos ha mantenido vivo el corazón de niño a mis veintisiempre años. Y estoy seguro de que has leído al menos un fragmento de esta novela, que ha despertado ese niño interior.

7 planetas visitó el principito, y esta colección de 7 frases hacen un tributo que nace desde un corazón multicolor al amor LGBT+ a través de los ojos de El Principito.

1
He aquí mi secreto: Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.
El corazón dicta a quien amar; sin importar sexo, raza ni religión. El amor, es universal.
El corazón dicta a quien amar; sin importar sexo, raza ni religión. El amor, es universal.
He aquí mi secreto: Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.
El corazón dicta a quien amar; sin importar sexo, raza ni religión. El amor, es universal.
2
Una mirada pudo haber borrado la duda de quiénes éramos; y es imposible no escuchar al corazón.
Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.
Una mirada pudo haber borrado la duda de quiénes éramos; y es imposible no escuchar al corazón.
3
Esa hora antes de verlx, siempre se nos ha hecho eterna.
Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres.
Esa hora antes de verlx, siempre se nos ha hecho eterna.
4
Todos hemos tenido alguna vez el corazón roto. Pero, no hay valentía más grande que la de volver a amar.
Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó.
Todos hemos tenido alguna vez el corazón roto. Pero, no hay valentía más grande que la de volver a amar.
5
Todos hemos pasado por ese momento: ¿habrá alguien para mí? Y, sí. Cada uno tiene una luz propia que es única y siempre habrá alguien que disfrute observarla.
Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya
Todos hemos pasado por ese momento: ¿habrá alguien para mí? Y, sí. Cada uno tiene una luz propia que es única y siempre habrá alguien que disfrute observarla.
6
“¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle.
A los mayores les gustan mucho las cifras. Cuando se les habla de un nuevo amigo, jamás preguntan cosas esenciales como: “¿Qué tono tiene su voz? ¿Qué juegos prefiere? o ¿Si le gusta o no coleccionar mariposas?” En cambio preguntan:
“¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?” Solamente con estos detalles creen conocerle., Las cifras que importan en una relación: ¿cuántas veces al día te hace sonreír? ¿cuántas veces han superado una discusión? ¿cuántas veces han estado el uno para el otro?…
Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo.
Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro…
Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo., Una relación no es algo que se adquiere ya hecho. Es algo que se trabaja, y el amor también. La idea de encontrar alguien que te complemente es una ilusión; encuentras con quien puedas trabajar para construir la relación de tus sueños.

Y esta última, va con dedicatoria 😉.

Y tú, ¿Cuáles otras has dedicado? ¿Qué otras frases te gustan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *