Cuando debo comenzar a tomar medicamentos para combatir el VIH?

Cuando recién recibes el diagnostico te vienen muchas dudas a la cabeza, entre ellas ¿que tengo que tomar para mantenerme con buena salud y cual es el momento es el recomendado para comenzarlo?
El tratamiento para controlar el VIH conocido como Tratamiento Antirretroviral o TAR ayuda a reducir la cantidad de virus de VIH en el cuerpo, y así llegar a mantenerte saludable, además, segun indica ONUSIDA, hubo estudios donde no se produjo ni un solo caso de transmisión sexual del VIH de una persona que viviera con el VIH con supresión vírica a su pareja seronegativa. Es decir, al ser indetectable, hay muy pocas probabilidades de transmitir el virus.
Esto sólo ocurrirá si tomas los medicamentos adecuadamente (manteniendo una buena adherencia)y sigues las indicaciones del personal médico, manteniendo los niveles de Carga viral Indetectables; es decir, en menos de veinte copias del virus.
Cabe mencionar que las guías del uso de medicamentos y los médicos infectólogos establecen que es necesario iniciar con el tratamiento cuanto antes, para evitar que el virus avance y cause más daño en tu organismo. En tu centro de salud o EBAIS te orientarán para que puedas iniciar este proceso y que también puedas adaptarte a él y llegar conseguir los resultados que esperas.

¿Qué situaciones aumentan la necesidad de comenzar el TAR?

  • Mujeres Embarazadas
  • Personas en fase SIDA
  • Infección temprana por el VIH (cuando recién se adquirió el virus ya que los primeros seis meses luego de adquirirlo la Carga viral aumenta y puede causar mucho daño al organismo)
  • Pacientes con enfermedad renal o hepatitis

El TAR es un tratamiento para toda la vida, su eficacia depende del cumplimiento de cada uno de nosotros, es decir, de tomar los medicamentos todos los días, exactamente como y a la hora se te han recetado.
Antes de iniciar tratamiento, habla con tu médico sobre los temores y dudas que pueden surgir, establece junto a él un plan que te permita cumplir adecuadamente con el régimen de tratamiento.
Este representará un gran reto, pero sin duda los beneficios para tu vida y tu salud son mucho más importantes.
Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *