Infecciones Oportunistas (IO): Cuando el recuento de CD4 cae

En “Formas de Transmisión del VIH: Entre Mitos y Verdades” revisamos rápidamente la manera en la que el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) produce daño en nuestro cuerpo,

 El VIH destruye gradualmente el sistema inmunológico dañando los glóbulos blancos que protegen nuestro organismo de agentes infecciosos y cuerpos extraños. Con el transcurso del tiempo, y en ausencia de la medicación apropiada, el VIH puede evolucionar en el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (sida), la etapa más avanzada de la infección por VIH.

Los glóbulos blancos se fabrican en la médula ósea y se desarrollan a partir de células progenitoras. El VIH ataca y destruye los linfocitos CD4 quienes constituyen una parte esencial del sistema inmunitario al combatir las infecciones. Una vez agotadas las reservas de linfocitos T CD4, el sistema inmunológico pierde la protección necesaria frente a las infecciones y las enfermedades causadas por bacterias, hongos, virus, parásitos y cánceres de origen diverso.

Las infecciones que se aprovechan de un sistema inmune debilitado se les conoce por el nombre de: “Infecciones Oportunistas”. El término Infecciones Oportunistas comúnmente se abrevia como: “IO” 
ABSTRACT
Opportunistic infections (OIs) are infections that occur more frequently, and are more severe, in individuals with weakened immune systems, including people with HIV.
Despite the reduction in the incidence of HIV-related opportunistic infections since the introduction of highly active antiretroviral therapy (HAART) in 1996, significant numbers of patients continue to present with advanced HIV disease and the full spectrum of opportunistic infections associated with severe CD4 lymphopenia. These infections occur more often in marginalized patient populations who are not engaged in antiretroviral therapy and other preventive measures, such as vaccination programs and opportunistic infection prophylaxis.
Some persons with HIV infection will continue to present with an OI as the sentinel event leading to a diagnosis of HIV infection or present with an OI as a complication of unsuccessful viral suppression.
INFECCIONES OPORTUNISTAS PRODUCIDAS POR PARÁSITOS


TOXOPLASMOSIS

 
La toxoplasmosis es una enfermedad causada por el protozoo Toxoplasma gondii. La infección se puede contraer al entrar en contacto con el excremento de un gato (u otro felino), al ingerir alimentos crudos o mal cocidos, o al tomar agua contaminada.
La toxoplasmosis y la infección por toxoplasma son dos términos distintos.
Las mujeres embarazas requieren de cuidados especiales con el fin de evitar malformaciones en el feto. Dichas malformaciones tienden a ser más graves al presentarse la infección en el primer trimestre de gestación. La Toxoplasmosis también puede producir la muerte intrauterina del feto.
Los síntomas de la toxoplasmosis son mínimos o nulos, y suelen pasar inadvertidos al confundirse con los de la Influenza: dolor de cabeza, fiebre, fatiga, adenopatías, dolor generalizado. Las personas con sistemas inmunes debilitados suelen presentar síntomas graves, como encefalitis, confusión, dolores de cabeza, desorientación, cambios de la personalidad y temblor.
La toxoplasmosis se diagnostica a través de una prueba de sangre específica, una tomografía computarizada o una resonancia magnética. La infección se trata con una combinación de Pirimetamina y Sulfadiazina, dos medicamentos capaces de cruzar la barrera hematoencefálica (sangre-cerebro).

Otras IO producidas por parásitos son: Criptosporidiosis y Giardiasis.

INFECCIONES OPORTUNISTAS PRODUCIDAS POR VIRUS
 
CITOMEGALOVIRUS (CMV)

 El CMV es un virus común que infecta a la mayoría de las personas en algún momento en sus vidas, pero que raramente causa una enfermedad obvia. Es un miembro de la familia del virus del herpes. Otros miembros de la familia del virus del herpes producen la varicela, la mononucleosis infecciosa, ampollas de fiebre (herpes I) y el herpes genital (herpes II).

Las personas con un sistema inmunitario debilitado que adquieren CMV pueden tener síntomas más graves que afectan los ojos, los pulmones, el hígado, el esófago, el estómago y los intestinos. Los bebés que nacen con CMV pueden tener problemas en el cerebro, el hígado, el bazo y los pulmones, así como problemas de crecimiento. La pérdida auditiva es el problema de salud más común en los infantes nacidos con infección congénita por el CMV.
El CMV es transmisible a través de los líquidos corporales como la saliva, la orina, la sangre, las lágrimas, el semen y la leche materna.
Existe medicación disponibles en el mercado para tratar las infecciones por CMV en personas con el sistema inmunitario debilitado, así como en bebés que muestren signos de CMV congénito.
 
Otras IO producidas por virus son: Herpes Simple y Herpes Zóster.
INFECCIONES OPORTUNISTAS PRODUCIDAS POR BACTERIAS
 
TUBERCULOSIS (TB)
La tuberculosis (TB) es una infección bacteriana causada por el gérmen Mycobacterium tuberculosis, una bacteria aerobia descrita por primera vez en 1882 por el médico y microbiólogo alemán, Robert Koch, considerado el fundador de la bacteriología.
Mycobacterium tuberculosis frecuentemente afecta los pulmones y es transmisible de persona a persona a través del aire en forma de bacilos.
Al igual que otras infecciones bacterianas, la TB es curable y se puede prevenir. 
La TB es, posiblemente, la enfermedad infecciosa más prevalente del mundo, y se diagnostica a través de una prueba seriada de muestras de esputo. Una radiografía de tórax es esencial en el diagnóstico de la enfermedad.
Otra IO producida por una bacteria es: Complejo Micobacterium Avium (CMA).
 
INFECCIONES OPORTUNISTAS PRODUCIDAS POR HONGOS
 
CANDIDIASIS
 
La candidiasis es la infección provocada por un tipo de hongo conocido como cándida y puede afectar a distintas partes del cuerpo. Los síntomas varían dependiendo de la localización. 
Técnicamente, también se le conoce con los nombres de: candidosis, moniliasis y oidiomicosis.
 
La candidiasis comprende infecciones que van desde las superficiales hasta las potencialmente mortales, las cuales afectan a personas inmunocomprometidas en la mayoría de los casos.
Ardor, enrojecimiento y malestar son los principales síntomas de la infección. Para diagnosticarla es necesario tomar un cultivo que debe ser examinado a nivel de laboratorio. Los medicamentos frecuentemente utilizados para tratar la candidiasis pertenecen a la familia de los azoles (Fluconazol, Ketoconazol, entre otros).
Otras IO producidas por hongos son: Neumonía por pneumocystis carinii (PCP), Histoplasmosis y Meningitis Criptocóccica.
OTRAS INFECCIONES OPORTUNISTAS
SARCOMA DE KAPOSI
 
El sarcoma de Kaposi es un tipo de cáncer de origen viral que se cree ocasionado por el virus del herpes humano. Tradicionalmente se ha asociado a inmunosupresión por VIH y se clasifica entre las enfermedades oportunistas que definen oficialmente el estadio de VIH avanzado.
 
LINFOMA NO HODGKIN (LNH)
 
El LNH es un tipo de cáncer que inicia particularmente en los linfocitos y que ataca con más frecuencia a adultos que a niños. Es más usual verlo en hombres que en mujeres, y el riesgo de padecerlo en personas con VIH avanzado, se ha incrementado entre 100 a 200 veces respecto a la población general durante los últimos años.
 
HEPATITIS C

La hepatitis C no se considera en sí una IO pero su incidencia actual entre las personas VIH positivas es muy elevada, por lo que se incluye en la lista para efectos de este escrito.

MALARIA
 
La malaria tampoco se considera una infección oportunista, pero existe una estrecha relación entre la infección por malaria y la infección por VIH. Sendos estudios han llegado a la conclusión de que la malaria es más común y agresiva en los adultos con VIH, en las mujeres embarazadas y en los niños.

Por si fuera poco, el tratamiento antimalárico es menos eficaz en las personas seropositivas.


VIH E INFECCIONES OPORTUNISTAS (IO)
 
A pesar de la reducción en la incidencia de infecciones oportunistas relacionadas con el VIH desde la introducción de la terapia antirretroviral altamente activa (TARGA) en 1996, un significativo número de personas continúan presentando una infección avanzada por VIH y todo un gran espectro de infecciones oportunistas asociadas con la caída en el recuento de linfocitos T CD4. Estas infecciones ocurren con más frecuencia en poblaciones marginadas sin acceso a la terapia antirretroviral, a los programas de vacunación y a la profilaxis de infecciones oportunista

PROFILAXIS DE LAS INFECCIONES OPORTUNISTAS

La mejor forma de prevenir la aparición de las infecciones oportunistas en las personas que viven con VIH es el uso del TARGA desde el momento del diagnóstico del individuo. No obstante, las infecciones oportunistas se pueden prevenir con el uso de una serie medicamentos que suelen ser dados a personas inmunodeprimidas que no desean o no pueden tomar el TARGA, o en quienes la medicación fracasa, en personas con un diagnostico tardío de la infección por VIH, o en un reducido grupo de personas cuyo organismo no es capaz de recuperar cifras adecuadas de linfocitos T CD4.
El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones. Las personas VIH negativas pueden desarrollar infecciones oportunistas si su sistema inmunológico se encuentra dañado. Algunas personas en tratamiento contra el cáncer pueden desarrollar Infecciones Oportunistas a partir de los medicamentos que toman para suprimir el sistema inmune.
Juan Rodríguez
Licenciado en Enfermería de la Universidad Hispanoamericana de Costa Rica (UH)
Miembro Fundador de Gente Positiva CR
Fuente:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *