¿Qué riesgos tiene el sexo oral?

Una de las preguntas más habituales que nos hacemos es saber los riesgos que tiene el sexo oral para con el  VIH y otras Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).
Si hay condón desde el momento cero, NO hay riesgo para nada en este tipo de práctica. Las dudas surgen cuando el condón ni está ni se le espera…
Realizar sexo oral sin condón y sin eyaculación NO se considera práctica de riesgo para el VIH, excepto que hubiera una ITS activa (sífilis y herpes genital especialmente) que pudiera facilitar su transmisión.
NO existe ningún caso documentado en el mundo de transmisión de VIH por líquido preseminal.
Si hay eyaculación, el riesgo para VIH y otras ITS (Hepatitis B, por ejemplo) es para el que recibe el semen en su boca ya que puede tener pequeñas heridas, llagas, encías sangrantes, diente recién sacado…por donde los virus entren en el organismo. Incluso en este caso, hablamos de un riesgo bajo ya que las heridas de la boca se cierran bastante rápidamente y la saliva tiene unos enzimas que de alguna forma nos protegen frente al VIH. Por tanto, el riesgo va a ir muy ligado al estado de tu boca: ¡sé sensato!
Para el que recibe el sexo oral, no hay riesgo para VIH ya que sólo está en contacto con la saliva y ésta no transmite el VIH.
Recuerda que existen todo tipo de condones, con sabor, texturas, tamaños, grosor.
Una relación sexual sin condón SÍ es práctica de riesgo para algunas ITS, como sífilis, clamídeas, gonorrea y mycoplasma, tanto para el que la da como para el que recibe, ya que esas ITS SÍ se pueden transmitir por el contacto con el tejido infectado (que puede estar en la garganta, boca o pene).  Eso sí, estas ITS son de fácil cura y tratamiento.
Si no hay condón en el sexo oral se pueden REDUCIR LOS RIESGOS, evitando cepillarse los dientes o usar hilo dental unas 3 horas antes de o inmediatamente después, ya que el cepillo o el hilo pueden abrir o reabrir pequeñas heridas por donde entren los virus (del tipo que sean).
Así mismo, también reduce riesgos, evitar enjugarse con alcohol o con colutorios fuertes y abrasivos antes de e inmediatamente después del sexo oral porque el alcohol que llevan también puede abrir o reabrir heridas.

 Lo mejor después del acto, es enjugarse con abundante agua del grifo.

Puedes hacer un enjuague, que no irrita pero que sí desinfecta, con agua oxigenada en proporción 9 partes de agua por 1 de agua oxigenada. ¡Respeta la proporción!
Pasadas un par de horas, volver al cepillado.
Si hay eyaculación en tu boca, puedes REDUCIR RIESGO escupiendo rápidamente y enjuagándote con agua. Si decides tragarlo, bebe agua o algún líquido (que no lleve alcohol) para que el semen llegue lo más rápido posible al estómago, en donde muere por los jugos gástricos.

 Recordar que con estas acciones SE REDUCEN RIESGOS, no los eliminamos.

En cualquier caso, haya o no condón, es una buena práctica de salud hacerse la prueba de VIH al menos una vez al año e intercalar un control completo de ITS (que también incluye VIH), dependiendo del número y tipo de relacionesComo vemos, en el sexo oral, hay muchas más posibilidades para las otras ITS que para el VIH…
Todos y todas tenemos derecho a decidir cómo vivimos nuestra salud sexual y a qué decisiones tomamos para ello. Es parte de nuestra libertad. Vivámosla informados e informadas!!

Y recuerda que:

No te vas a infectar por tener prácticas sexuales con una persona que vive con VIH, que esté tratada y que tenga una carga viral indetectable durante 6 meses, aunque no uses condón en las penetraciones y haya eyaculación (Indetectable=Intransmisible).
Referencia: Jose Carlos – masmorbomenosriesgo.es
Fuente: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *