Solo el 10% de las muertes LGBTQ se investigan como crímenes de odio

El pasado sexenio presidencial en México fue relativamente importante para la comunidad LGBTQ(+).

Como ejemplo de ello está la legalización del matrimonio igualitario en algunas parte del país y leyes que se ejercían de mejor forma para proteger a las personas LGBTQ de la discriminación.

Así como un intento del presidente en ese entonces, Enrique Peña Nieto, para agilizar el proceso de rectificación de actas a personas trans, una petición al Congreso de la Unión para legalizar el matrimonio igualitario a nivel nacional, la cual fue denegada a cambio de que cada estado votara por dicha propuesta.

Sin embargo, también fue uno de los sexenios más violentos, según La jornada existieron al menos 473 homicidos registrados hacia miembros de la comunidad, siendo las personas trans con mayor número de muertes, 261 equivalentes al 55% como reflejo de la transfobia que aún vivimos en el país.

En segundo lugar, las muertes de hombres homosexuales cuentan con 192 casos, 9 asesinatos a mujeres lesbianas, 5 homicidios registrados a hombres bisexuales y un feminicidio hacia una mujer bisexual.

El promedio de edad de las víctimas fue entre los 20 y 24 años, de igual forma se dio a conocer que los estados con mayores homicidios son: Veracruz (segundo estado con más homofobia según la Encuesta Nacional sobre la Discriminación) con 43 muertes, en segundo lugar Guerrero con 39 y 33 un Quintana Roo.

Tan sólo el 10% de los casos se han investigado como crímenes de odio en los últimos cinco años.

Lo cual nos deja mucho que decir acerca de las leyes y procesos penales dentro de México,pero también en términos de homofobia y la poca igualdad legal que existe

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *